Jue. Oct 1st, 2020

CARTAGENA Y EL CARIBE, SON «NICHOS» DE EMPRENDIMIENTO EN: Sector automotriz, alojamiento, gastronomía, transporte y almacenamiento.

CARTAGENA Y EL CARIBE, SON NICHOS DE EMPRENDIMIENTO EN: Sector automotriz, alojamiento, gastronomía, transporte y almacenamiento. Por Ambrosio Fernandez, Administrador de Empresas.

Ambrosio Fernandez, Director de INGECOL SAS
  • Para hablar de las oportunidades de emprendimiento en Cartagena, es necesario abrir un poco más el foco y remitirnos al contexto departamental y de la región Caribe. De acuerdo a cifras de 2018, que son las más depuradas hasta el momento; el Caribe aportó el 15,2% del PIB nacional, detrás de Bogotá, Antioquia y Valle, que juntos aportan más del 50% del PIB nacional. En cifras, el departamento de Bolívar produjo 35,13 billones de pesos.
  • En 2018, el departamento de Bolívar aportó cerca del 4% del PIB nacional, una cifra nada despreciable en una economía como la colombiana con casi 50 millones de personas.
Sector de Astilleros.
  • De acuerdo a datos de la Cámara de Comercio de Cartagena, en 2019, la economía de Bolívar estaba constituida así: Reparación de vehículos automotores, transporte y almacenamiento, alojamiento y servicios de comida (20% en el valor agregado total del departamento); seguido por Administración pública y defensa, seguridad social, educación, salud (19%), Industrias manufactureras (18%) y construcción (12%); el resto de actividades tienen participaciones inferiores al 10%.
  • En datos del DANE, del total del PIB de Bolívar,  Cartagena tiene un peso relativo de 67,2%, seguido de lejos por Turbaco (2,2%), Arjona (2%), El Carmen de Bolívar (1,9%) y María la Baja (1,6%).
  • ¿Por qué les hablo de todas estas cifras? Porque desde el inicio de estas conversaciones he insistido que una de las claves para emprender es aprender a leer el contexto y ese es el contexto que tenemos en estos momentos, tanto en Cartagena, en Bolívar, como en el Caribe.
  • De entrada podríamos afirmar que hay un buen contexto para emprender, teniendo en cuenta las cifras macroeconómicas, tenemos una región y una ciudad que ofrece muchos y elementos y oportunidades para los nuevos negocios.
  • Es importante tener en cuenta, las cifras son antes de la pandemia, seguramente cambiarán mucho en 2020 y posteriormente empezará un proceso de recuperación intenso. El PIB de Bolívar y Cartagena bajarán, pero los buenos registros que tenía la economía colombiana antes de la pandemia hacen pensar que aunque la recuperación será lenta y larga; es seguro que nos levantaremos y en ese ascenso es donde deben estar atentos los emprendedores para aprovechar las oportunidades.
  • Esta semana leía una información en Chambacú y la compartí en mis redes, sobre la Cámara de Comercio de Cartagena, que durante esta pandemia ofreció servicios en línea, fortaleció el servicio y mantendrá este tipo de servicios en época de postpandemia.
  • La situación que le pasó a la Cámara de Comercio, seguramente necesitó de un trabajo transversal entre su equipo y probablemente una asesoría externa. ¿De dónde habrá venido esa asesoría? Eso no lo se, pero pudo haber sido de un profesional o grupo de profesionales que los capacitó y puso a punto esos canales electrónicos.
  • En el país, durante esta pandemia, muchos profesionales se organizaron para ofrecer ese tipo de servicios a las empresas o incluso al Estado, porque la pandemia nos encontró muy atrasados en esa pandemia. Esos profesionales leyeron el contexto y hay casos de personas que ya tienen su empresa constituida y fortalecida.
  • ¿A qué voy con todo esto? A que a pesar del apretón económico y la crisis social que se nos presenta en estos momentos, hay oportunidades para emprender, pero hay que estar preparado para ello.
  • En mayo de este año participaba en un foro de la Cámara de Comercio y dejaba sobre la mesa la necesidad de que Cartagena tuviera un espacio como Ruta N de Medellín. Este es un espacio donde le están apostando a las nuevas tecnologías para atender necesidades de la ciudad, en especial en el sector productivo, gracias a alianzas a través de Ruta N, se realizó la producción de respiradores artificiales, vitales para las UCI en estos momentos.
  • ¿Por qué en Cartagena no tenemos un espacio así que capacite emprendedores para que brinden al sector industrial o portuario, soluciones a sus necesidades? ¿Cuántos emprendimientos podríamos tener alrededor de las nuevas tecnologías de la información? Las oportunidades están, tenemos un sector industrial, petroquímico, portuario, que no lo tienen todas las ciudades en Colombia y no lo estamos aprovechando.
  • Pero no hablemos solo de este sector ¿cómo nos estamos organizando en materia de emprendimientos para ofrecer otro tipo de turismo, que ofrezca a los visitantes experiencias más personalizadas y seguras? En el mundo hay millones de personas en estos momentos que quieren viajar, pero que por la pandemia no quieren y no deben estar en grandes aglomeraciones o quieren que en sus planes les garanticen espacios adecuados, acompañamiento para cumplir los protocolos de bioseguridad de cada país, etc. No es solo cumplir las reglas del gobierno, es satisfacer al cliente para que se sienta seguro.
  • Respecto al puerto, tenemos la oportunidad de dejar ser un destino de paso, para convertirnos en un punto clave que reciba mercancías, las transforme y las despache para el país y para la región. En una columna en El Universal anotaba, Cartagena hace oídos sordos a lo que le dice el puerto. En el puerto hay miles de oportunidades para aprovechar en materia de emprendimientos y no solo al trato de las mercancías, sino en ofrecer bienes y servicios a las personas que vienen en esos barcos y que podrían acceder a servicios de salud, de alojamiento distinto al sector turístico, de comercio, etc. Para eso, además, se necesita voluntad política que siente las bases de una auténtica ciudad-puerto.
  • También he insistido en la necesidad de hacer realidad la ciudad del futuro y uno de los caminos para eso es apostar por las grandes obras de infraestructura, que podrían generar miles de empleos y ayudar al nacimiento de nuevas empresas y emprendimientos. En materia de seguridad nacional estamos preocupados porque los barcos de la marina se van a quedar obsoletos y se hace necesario un nuevo astillero para fabricar nuevos barcos, pero que le quede a la ciudad y le permite que los grandes barcos que ingresen, puedan hacer sus reparaciones acá y no se vayan a otros puertos del Caribe. Este es un proyecto macro, llamémoslo emprendimientos de ciudad.
  • De lo macro a lo micro, a la hora de emprender, aunque lo veamos lejano, hay que estar atentos al precio del dólar, a los movimientos de la bolsa e incluso a los movimientos del presupuestos distrital o las decisiones del gobierno, para leer el contexto y aprovechas las oportunidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *